¿En qué consisten los estudios de sueño?

Dependiendo del trastorno de sueño a evaluar el estudio puede consistir simplemente en una entrevista clínica con una exploración del paciente y un estudio analítico, cardiológico y radiológico. En el caso de la evaluación de cualquier trastorno que curse con excesiva somnolencia diurna necesitamos siempre uno o más estudios polisomnográficos. El estudio polisomnográfico es el estudio de sueño por excelencia y consiste en el registro continuo de una serie de señales fisiológicas durante toda la noche, lo cual se hace normalmente en un laboratorio de sueño. Esto aporta una información muy valiosa para el diagnóstico y para evaluar la gravedad de cualquier apnea de sueño y para ver sus consecuencias cardiacas y sobre la actividad cerebral durante toda la noche. Entre otras cosas se obtiene el llamado hipnograma en el que se observa la evolución de las diferentes fases de sueño por las que el sujeto viaja durante toda la noche, incluyendo la fase de sueño en la que supuestamente sueña. En algunos casos necesitamos añadir al estudio de sueño nocturno un estudio diurno, que nos aporta una gran información en todo paciente afectado de excesiva somnolencia durante el día. En muchas ocasiones se necesita una segunda noche de estudio en la que normalmente se efectúa un intento de tratamiento mientras se duerme con aparatos totalmente inofensivos.
En el caso del insomnio éste no contempla el paso por un aparato de registro de sueño dado que la información que nos aporta es poco relevante para este síntoma y dado que los estudios de sueño correctamente hechos son caros sería malgastar el dinero para obtener una muy escasa información. Solamente en casos muy especiales una persona afectada de insomnio precisa de un estudio de este tipo, como puede ser el insomnio secundario a movimientos periódicos involuntarios de las piernas o brazos durante el sueño. Son múltiples las causas de insomnio y su evaluación precisa de una larga entrevista con el paciente y entre otros de la realización de un calendario de sueño. El tratamiento suele ser muy complejo y laborioso y sus resultados sólo se pueden ver a largo plazo. Por fortuna el insomnio, en contra de la hipersomnia, es un proceso que por lo general no conlleva consecuencias físicas en el que lo sufre, aunque esto no es motivo para que no tenga que ser estudiado y tratado.

 

Santa Joaquima de Vedruna · 16 - A, Baixos 2ª · 43002 Tarragona T. 977 229 343
somnus@comt.es
· www.centredeson.com · Aviso legal

Web Médica Acreditada. Ver más información